China Health Insurance
Seguro de Salud para Expatriados en China
Menú

Información turística de Shanghái

Shanghai City

Hace un par de siglos, Shanghái apenas era un tranquilo pueblo de pescadores en la desembocadura del delta del río Yangtzé. Tras décadas de tumultos, ocupaciones y la decisión irrevocable de reabrirla al resto del mundo, Shanghái es ahora una de las principales metrópolis del mundo desde cualquier punto de vista. Como un centro para las finanzas, el comercio, las artes y la cultura, ahora la ciudad atrae a turistas y viajeros de negocios en cantidades sin precedentes; y con una propuesta de flexibilización de las restricciones de la visa de trabajo, el número de visitantes de Shanghái se ha incrementado aún más. 

Breve historia de Shanghái

Históricamente parte del Reino de Wu, lo más notable de la ascensión prominente de Shanghái es la rapidez de su crecimiento. En marcado contraste con otras de las principales ciudades chinas como Beijing, Xi’an y Nanjing, las cuales cuentan con una historia milenaria, Shanghái no fue ni siquiera la ciudad más importante del delta del Yangtzé hasta bien entrado el siglo XIX, siendo eclipsada por Suzhou, la capital regional, y el puerto local de la ciudad de Ningbo.  

El surgimiento de Shanghái precedió las "ocupaciones" francesa y británica a través de varios tratados después de la Guerra del Opio, en la década de 1840. A los europeos (y más tarde a los norteamericanos y japoneses) se les otorgaron "Concesiones" que les permitían derechos comerciales y cierto nivel de autonomía entre límites definidos dentro de la ciudad de Shanghái. Grandes fortunas fueron amasadas durante este periodo; relatos de la época evocan la Chicago de Al Capone, con la corrupción y los sobornos aumentando rampantes, y mafiosos manejando las fuerzas de la policía local y otros órganos municipales.     

La era de la "Concesión" se estancó en el periodo previo a la Segunda Guerra  Mundial y la ocupación japonesa; ya para el momento en que fue fundada la República Popular de China, en 1949, la mayoría de los extranjeros se habían ido de la región, dejando detrás un rico legado de arquitectura que en su mayoría ha sobrevivido o ha sido restaurado tras los estragos de la Revolución Cultural, durante la década de 1960, que con frecuencia eliminaba brutalmente todo lo extranjero o burgués.

Luego de la reforma y apertura que comenzó a finales de los 70, Shanghái ha disfrutado de un crecimiento incansable, a niveles nunca antes visto en la historia económica. Así, los rascacielos emergieron de zonas pantanosas en pocas décadas, transformando el paisaje urbano. 

Lugares de interés en Shanghái

Honestamente, Shanghái siempre ha sido una ciudad orientada al comercio, por lo que carece de la riqueza cultural y sitios históricos como Beijing. Dicho esto, en realidad hay mucho para atraer a los visitantes. Probablemente la mejor manera de ver la ciudad es en una visita guiada, y un paseo en una antigua motocicleta con sidecar es la mejor opción para los más aventureros.

El icónico Bund de Shanghái da al río Huangpu que divide la ciudad. Formado por los antiguos edificios de aduanas, bancos y compañías de comercio de la vieja Shanghái, la mayoría de las edificaciones datan de principios del siglo XX y ahora acogen hoteles lujosos y restaurantes costosos. El Bund mira al horizonte de Pudong, que es la concentración de rascacielos más grande del mundo y es absolutamente impresionante.

El muy promocionado legado arquitectónico de la era de la Concesión en Shanghái incluye la Antigua Concesión Francesa, un área de calles bordeadas de árboles, llenas de casas de estilo español y art decó, la mayoría de las cuales han sido ahora cuidadosamente (y dispendiosamente) restauradas y no se verían fuera de lugar en un sitio como Palo Alto, California. Sinuosas callejuelas revelan restaurantes encantadores y boutiques de moda, manejados tanto por locales como por extranjeros. Un consejo: siempre es la "Antigua" Concesión Francesa, especialmente cuando habla con un residente local.   

El centro de la ciudad es People’s Square, lugar de una pista de carreras de caballos durante la era de la Concesión, y ahora un parque abierto al público en general, lleno de museos, salones de música y, curiosamente, ¡padres casamenteros! Justo al norte del Bund está el distrito de Hangkou, el antiguo Barrio Judío, el cual mantiene varios sitios históricos de la época de inicios del siglo XX y que, recientemente, parece estar siguiendo el camino de gentrificación o aburguesamiento de la Antigua Concesión Francesa.

Para aquellos que buscan escapar de las alturas vertiginosas de la Nueva Shanghái, hay una serie de pueblos de agua, cada uno reclamando ser la "Venecia de Asia", que están a corta distancia en vehículo desde el centro de Shanghái; probablemente, la más bonita sea Zhujiazhao. Sheshan es un lugar excelente para una escapada de fin de semana o excursión de un día y cuenta con la mayor elevación de Shanghái (a 99 metros, ¡lo que apenas alcanza la medida de algunos de los edificios más pequeños de Pudong!). Un poco más lejos están Hangzhou y Suzhou, ahora accesibles con el tren de alta velocidad, y ambas son joyas históricas.

Restaurantes y vida nocturna en Shanghái

El reciente desarrollo de Shanghái en muchos aspectos se remonta al espíritu de "vale todo" de la era de la Concesión. Los sitios nocturnos permanecen abiertos toda la noche, y hay opciones tanto para los del jet-set como para los hipsters por igual. La escena siempre cambiante de este sector hace que sea un problema hacer recomendaciones definitivas, pero ojear una de las tantas revistas de expatriados le dará una idea de los restaurantes y clubes en boga. Para quienes prefieran volar más cerca de la tierra estarán encantados con la comida tradicional de los dumplings xiaolongbao en las calles de Shanghái.

Alojamiento

En Shanghái hay hostales y hoteles para todos los presupuestos. Ha habido un auge reciente de hoteles internacionales cinco estrellas en la ciudad, y la mayoría de las marcas más lujosas tienen presencia aquí. En términos de ubicación céntrica, People’s Square no puede ser mejor, aunque los viajeros de negocios pueden encontrar más conveniente el área de Pudong, mientras que la Antigua Concesión Francesa se adapta mejor para aquellos que buscan una escapada más pausada. 

Idioma y Educación

Los habitantes de Shanghái se enorgullecen de su educación y la ciudad cuenta con algunas de las principales universidades de Asia. El nivel de conocimiento del idioma inglés es bastante elevado, sobre todo en los mejores hoteles de la ciudad. En la calle, preguntar en inglés por direcciones puede tener resultados diversos. Cuando toma un taxi, lo mejor es tener su dirección de destino escrito en caracteres chinos. Las direcciones en el metro están escritas tanto en inglés como en caracteres chinos, por lo que transportarse por este medio debería ser sencillo para quienes no hablan chino.

Aunque el idioma oficial de Shanghái es el chino mandarín estándar, muchos locales hablan shanghainés, el cual está relacionado con algunos dialectos del antiguo Reino de Wu en el Delta del río Yangtzé. Si aprende algunas frases en shanghainés seguramente impresionará a cualquier persona local. 

Salud

Recientemente, la expectativa de vida en Shanghái superó a la de Estados Unidos, algo anunciado con bombos y platillos. La seguridad de los alimentos, tabaquismo, contaminación del aire y accidentes de tráfico son algunos de los principales riesgos para la salud, aunque las autoridades locales están decididas a enfrentar estos problemas. Por ejemplo, la prohibición de fumar en muchos restaurantes y edificios de oficinas fue promulgada recientemente.

Muchos de los visitantes de Shanghái están interesados en aprender más acerca de la Medicina Tradicional China (MTC) o "tuina". Existe una serie de centros de aprendizaje de esta práctica antigua en la ciudad.

Los hospitales de Shanghái generalmente están bien dirigidos, aunque algunos de los hospitales locales pueden no cumplir con los estándares de la mayoría de los países desarrollados. Sin embargo, los hospitales internacionales de Shanghái son de primera categoría, con personal y comodidades iguales a cualquier parte del mundo. Una nota de precaución: las ambulancias de Shanghái suelen estar desabastecidas y operan de forma deficiente. En una emergencia médica, por lo general, es mejor tomar un taxi al hospital más cercano.

A los visitantes se les aconseja asegurarse de que tienen un buen plan de seguro de salud internacional antes de embarcarse en un viaje a China o a cualquier otro lugar.

Para conocer más del sistema médico de Shanghái, o de seguros de salud en Shanghái, por favor, pulse aquí.